<p>Seguramente sabías que el vino tinto es una bebida antioxidante pero<strong> ¿habías oído hablar de sus propiedades quemacalorías?</strong> Según un estudio del Instituto Tecnológico de Massachusetts el consumo de vino tinto activa la función de un gen que impide la formación de nuevas células de grasa y ayuda a movilizar las existentes. <strong>Psst. El vino tinto contiene siete calorías por gramo</strong> pero en dosis moderadas y junto a una buena alimentación, puede ayudarte a controlar el peso.</p><p>&nbsp;</p>
Cuida tu línea

Seguramente sabías que el vino tinto es una bebida antioxidante pero ¿habías oído hablar de sus propiedades quemacalorías? Según un estudio del Instituto Tecnológico de Massachusetts el consumo de vino tinto activa la función de un gen que impide la formación de nuevas células de grasa y ayuda a movilizar las existentes. Psst. El vino tinto contiene siete calorías por gramo pero en dosis moderadas y junto a una buena alimentación, puede ayudarte a controlar el peso.

<p>¿Alguna vez has escuchado a tu abuela decir que las infecciones de la boca se curan con vino? Pues no va desencaminada, ya que<strong> según los estudios de investigadores italianos algunos compuestos presentes en esta bebida frenan el crecimiento buca</strong>l de los estreptococos y bacterias vinculadas a las caries, además del de otros asociados a la gingivitis y dolores de garganta.</p><p>&nbsp;</p>Cuida tu boca

 

¿Alguna vez has escuchado a tu abuela decir que las infecciones de la boca se curan con vino? Pues no va desencaminada, ya que según los estudios de investigadores italianos algunos compuestos presentes en esta bebida frenan el crecimiento bucal de los estreptococos y bacterias vinculadas a las caries, además del de otros asociados a la gingivitis y dolores de garganta.

 

 

 

<p>Unos 70 estudios demuestran que el consumo moderado de vino <strong>mejora el funcionamiento del cerebro y, en pequeñas cantidades, previene la demencia</strong>. La razón es la elevada presencia de antioxidantes en su composición, lo que reduce la inflamación, impide que las arterias se endurezcan e inhibe la coagulación, mejorando el riego sanguíneo.</p><p>&nbsp;</p>
Mejora la función cognitiva

 

Unos 70 estudios demuestran que el consumo moderado de vino mejora el funcionamiento del cerebro y, en pequeñas cantidades, previene la demencia. La razón es la elevada presencia de antioxidantes en su composición, lo que reduce la inflamación, impide que las arterias se endurezcan e inhibe la coagulación, mejorando el riego sanguíneo.

Abrir chat
1
Hola!
¿En qué podemos ayudarte?